La fruta recién cogida del árbol

Cruellas Sweetfruits somos especialistas en producción, manipulación y conservación de fruta de hueso. Buscamos un producto diferente al resto de productores. Queremos conseguir que nuestros clientes disfruten de la fruta recién cogida del árbol.

Después de muchos años de experiencia hemos observado que el cliente consumidor no encuentra siempre la misma calidad de fruta, respecto al gusto, el secreto para que la fruta llegue siempre con idénticas características está en el proceso de elaboración:

Para conseguir una fruta de gusto exquisito seguimos siempre unas estrategias de campo.

Poda

Respecto a la formación y poda de nuestros arboles es esta estudiada con suma delicadeza para que los frutos estén siempre al sol, es muy importante que las ramas de los arboles tengan todas una misma inclinación y dirección, de esta forma los frutos están expuestos el máximo de horas al sol y así tendrán un alto nivel de azúcar.

Alimentación

En cuanto a la alimentación de los arboles, un factor importante para conseguir una fruta exquisita son los NPK, pero el nutriente que nos sirve para mejorar el aspecto y el color y potenciar el gusto del fruto es el Potasio. Los abonos que utiliza Cruellas Sweetfruits pasan por controles estrictos y pruebas durante años en campo. Seguimos una planificación de abonados a base de potasas libres de cloros consiguiendo que el árbol absorba los nutrientes de una forma más eficiente y así transporte a través de sus raíces los componentes de máxima calidad para que el fruto resultante sea uno de los mejores y más exquisitos del mercado.

Variedades

Cruellas Sweetfruits realiza un estudio de mercado y selecciona sus variedades para que el consumidor final deguste unos frutos siempre exquisitos. INNOVACIÓN es nuestro lema y nuestra trayectoria a seguir.

Transporte y conservación

El secreto para disfrutar de la mejor futa recién cogida del árbol está en el transporte y conservación de la misma. En nuestras fincas, la fruta nunca está más de tres horas en campo después de ser recolectada. Hemos conseguido recolectar cada fruto en su punto óptimo de maduración transportándolo en un tiempo inferior a 3 horas desde su recolección hasta nuestra central de conservación y manipulación. Una vez en nuestra central, procedemos a enfriar el fruto rápidamente para no perder calidad y dureza.

Nuestro proyecto consiste en hacer llegar al consumidor la fruta recién cogida en el menor tiempo posible y hacer que nuestros frutos no se deterioren desde que lo recolectamos hasta que el cliente final lo deguste, consiguiendo que estos mantengan su exquisita calidad en todo momento.

"" Se añadió a lista de deseos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies