Cómo elegir la fruta madura perfecta

Cómo elegir la fruta madura perfecta

A todos nos gusta que la fruta esté en su punto justo de maduración para poder disfrutarla al máximo, y más en estas fechas de calor sofocante en la que un buen plato de fruta es la elección perfecta para mantenernos frescos e hidratados. El caso es que cuando nos adentramos en los pasillos del supermercado es difícil saber, si no somos expertos en la materia y no la hemos probado antes, cuál es el estado óptimo de maduración de una fruta. Así que vamos a disipar todas estas dudas con una pequeña guía rápida para convertiros en expertos seleccionadores.

En primer lugar hay una elección que es objeto de varios quebraderos de cabeza entre los consumidores y es, sin duda, ¿cojo fruta madura o más bien un poco verde? Ambas opciones son aceptables, pero debemos conocer las ventajas y desventajas de ambas opciones según lo que nos apetezca más. La fruta madura suele ser bastante más dulce y sabrosa por su alto contenido en fructuosa, sin embargo, la fruta un poco más verde posee un alto componente de clorofila que es muy beneficiosa para la salud.

Por otro lado, la fruta madura está más oxidada y por consiguiente afecta de forma notable a la pérdida de nutrientes, mientras que la fruta que está todavía un poco verde puede ser más indigesta para algunos estómagos. Como podéis apreciar, ambas opciones tienen sus pros y sus contras y tendremos que elegir en función de nuestras preferencias. Pero ahora, vamos a ver cómo averiguar si las frutas estrella del verano están maduras sin tener que probarlas antes:

  • Cerezas: una de las frutas más características del verano. Para saber si las cerezas se encuentran en un estado óptimo de maduración debemos prestar atención a su aspecto. El color debe ser rojo oscuro tirando a negro, y su textura debe ser firme y brillante. Otro aspecto indicador de su buen estado es el tallo.
  • Aguacate: el aguacate es otra de esas frutas con hueso que más se consumen en verano. Para conocer su estado de maduración tendremos que atender al sonido de su interior, ¿curioso verdad? Si agitamos un aguacate y oímos el sonido del hueso de su interior, es que está perfecto para comer.
  • Melón: el indicador principal para saber si un melón está maduro y dulce es el entramado venoso que lo rodea, si estás líneas están verdes es que todavía no está maduro. También podemos darle unos golpecitos para comprobar si se escucha un sonido profundo que querrá decir que podrías comértelo allí mismo.
  • Piña: fruta evocadora de cócteles y postres al resguardo de una sombrilla. La piel debe gozar de la usencia de manchas oscuras y tener un color dorado uniforme. También podemos fijarnos en las hojas, que si son verdes con pequeñas marcas marchitas en las puntas, es que se encuentra en perfecto estado de maduración.
  • Sandía: para reconocer si una sandía está madura tendremos que prestar atención a su peso, si nos parece más pesada de lo normal es que tiene un nivel de azúcar elevado y estará más sabrosa. También podremos dar unos pequeños golpes para escuchar un ruido seco que indica que debemos comprarla sin ninguna duda.

Esperamos que estos pequeños consejos os sirvan para tomar la mejor elección a la hora de escoger la fruta en vuestro supermercado. Por supuesto, si tenéis alguna duda, no dudéis en contactar con nosotros, estaremos encantados de solucionar vuestras dudas.

¿Qué variedades de melocotón existen?

Gazpacho de frutas, ¿te atreves?

Sé el primero en comentar “Cómo elegir la fruta madura perfecta”

(will not be shared)

"" Se añadió a lista de deseos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies